Informe Auxiliar

Esta es una pericia siquiátrica a alguien que denuncia que lo expulsaron del Hospital Piñero de ésta forma. 
En cambio, el médico que se ve ahí:
1. adulteró una historia clínica,
2. mintió en una investigación judicial (a pedido del Fiscal)
3. hizo una falsa denuncia,
y encima no es capaz de mentir en forma consistente, sin embargo no le hicieron una sola pregunta relacionada con la denuncia.

DATOS DE LA INTERVENCIÓN

  • CASO MPF N°: 00462972
  • CARATULA: “Hospital General de Agudos Piñero, Art. 106 y otros “
  • AUTORIDAD REQUIRENTE: Fiscalía No20 – Dr. Juan Rozas
  • INTERVENCIÓN CIJ N°: 0063177
  • FECHA DE INTERVENCIÓN: 24-06-2020 ¿Anterior a la fecha de la Diligencia?
  • DATOS DE LA DILIGENCIA
  • DILIGENCIA N°: 0066325
  • FECHA DE LA DILIGENCIA: 30-06-2020
  • PERIODO DE INTERÉS: 05-05.-2020 AL 03-07-2020
  • FECHA DE CONFECCIÓN DE INFORME: 03-07-2020
  • UNIDAD/GABINETE: Gabinete Médico Legal
  • AGENTES INTERVINIENTES: Dra. Pilar Escrich

I. Introducción:

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en el marco de la intervención 63177, solicitada caso MPF 462972, a fin de que realice la tarea encomendada.

II. Objeto de la intervención:

Requiérase al Gabinete Médico Legal y al Gabinete Psicológico del Cij, llevar a
cabo un evaluación psiquiátrica y psicológica -de carácter no compulsivo- sobre la
persona del denunciante Sr. Nicolás Horacio Kosciuk DNI 28.731.776, a fin de
determinar:

  • Si presenta algún tipo de patología, alteración o desorden psicológico y/o psiquiátrico.
  • Estado actual de salud mental.
  • Si presenta indicadores de impulsividad, agresividad, fabulación, conducta manipuladora.

Antecedentes de tratamientos psiquiátricos y/o psicológicos actuales y/o anteriores, si los hubiera.

III. Documentación remitida por la autoridad requirente:

  1. Denuncia.
  2. Historia Clínica aportada por el Hospital Piñero.
  3. Entrevistas a personal de salud del Hospital Piñero elaborado por área de investigación del CIJ.
  4. Informe Médico Legal elaborado por profesional del Gabinete Medico del CIJ.
El punto 2 me hace sumar 2 personas más a la lista de personas que no se dieron cuenta del faltante de paginas de la Historia Clínica.
El punto 3 es el Informe del Investigador, informe sospechoso que creo pudo haber sido editado, corregido y ampliado por el propio CIJ.


IV. Documentación obtenida por el CIJ:

No se han aportado.

V. Tareas llevadas a cabo:

  • Vista de la documentación aportada.
  • Evaluación de estado de Salud Mental al denunciante.
No! Entonces en serio miraron la Historia Clínica? Y no se dieron cuenta? Que desgracia.

El día 30 de junio del corriente año se realizó la entrevista al denunciante en
autos, Nicolás Horacio Kosciuk, conforme a lo solicitado por vuestra Fiscalía. Dicha
entrevista se ha llevado a cabo de manera remota bajo la modalidad de video llamada, considerando la actual medida sanitaria de aislamiento social dentro del contexto de Pandemia Covid 19. Todo ello en conocimiento y aprobación de la Fiscalía requirente y con el absoluto consentimiento del Sr. Kosciuk.

Cabe señalar que la entrevista presencial es la herramienta técnica
fundamental para obtener datos, observar el lenguaje verbal y no verbal, así como
también comprender la conducta del peritado a través de una relación directa entre
éste y los peritos. Por tal motivo, se considera el elemento fundamental para arribar a un informe pericial.

Sin perjuicio de ello es importante mencionar que la pericia Psiquiátrica /
Psicológica solicitada en la presente causa, encuentra ciertas limitaciones a la hora de su profundización. Ello ocurre al haberse realizado una entrevista bajo la modalidad remota y sobre todo por no ser posible la administración de técnicas Psicológicas, las cuales habrían podido aportar mayores elementos para tal evaluación.

2.a: Datos personales surgidos de la entrevista:

Nicolás Horacio Kosciuk. DNI: 28731776.
Edad: 39 años. Domicilio: Nazaret 610 CABA. (Mozart)

Estudios terciarios incompletos en Administración de empresas. Refiere haber
realizado trabajos de manera discontinua en sistemas informáticos, área que dice
haber aprendido “por su cuenta”. Agrega que tal intermitencia laboral, se debió en
gran parte a causa del empeoramiento del estado de salud de su madre y los cuidados que ella requería. No puede precisar claramente la especificación de los trabajos mencionados, como tampoco explicitar su empleador. Actualmente no trabaja.

[…]

[…]

Asimismo, comunica presentar trastornos del sueño, agravados por la actual
situación de cuarentena. En este sentido refiere tener insomnio hasta altas horas de la madrugada, razón por la cual suele dormir durante la mañana. Comenta que cuando consume dulce de membrillo “se acelera”. También manifiesta haber disminuido sus relaciones sociales. Agrega que, si bien no trabaja, actualmente se encuentra desarrollando un proyecto informático, el cual consiste en “desarrollar un programa tipo Excalibur donde cruza datos públicos de personas relacionadas a la actividad política”, con fines reivindicativos como un “aporte a un sistema más justo”. Ejemplifica: “si en lugar de destinar fondos para la construcción de rampas para discapacitados por tercera vez consecutiva, se podría destinar ese dinero para otros fines (…) podríamos tener una jornada laboral de 2 horas (…) hay muchos trabajos inútiles.”

¿Será por eso lo de megalómano? Lo del Excalibur actualmente es la página de GranHermano. Por ejemplo, desde buena gente, pueden encontrar un enlace hacia Gran Hermano de todos los que colaboraron en el encubrimiento de los hechos de mi madre.

2.b: Antecedentes personales de interés:

El entrevistado relata diversos episodios acontecidos el día de la internación, a
raíz de varios llamados al Servicio de Emergencias de PAMI, debido a los fuertes
dolores abdominales que presentaría su madre. Alguno de ellos realizados por ella
misma. En esa ocasión fue evaluada por 4 emergencias diferentes que acudieron a los diferentes llamados, quienes la asistieron, pero no indicaron la derivación de su madre a un centro asistencial. No conformes con la opinión de los 4 profesionales, llamaron nuevamente a PAMI y por quinta vez su madre es evaluada y derivada al Hospital Piñero. Es así como se interna, en el mes de Enero del corriente año, en principio en la Guardia y luego en la Unidad 4 de Clínica Médica de dicha Institución.

Tras su ingreso a la Guardia, refiere que su madre es asistida mejorando su
cuadro clínico, él decidió retirarse a su domicilio. Requerida su presencia en el hospital, al día siguiente, para efectivizar el alta médica, el mismo se negó a la misma
manifestando: “acá está mejor que en su casa”.

Esto no ocurrió así, sería bueno saber si las entrevistas las tienen grabadas o si solo escribian lo que entendian, entiendo que es complicado tomar nota. La querían dar de alta el mismo día y ahí me negué, al otro día me llaman diciendo que estaba internada por esquizofrenia... ¡el médico de guardia se la saco de encima diciendo que estaba loca! Y suerte que no me la lleve, porque la trataron por neumonía. ¿Entienden? Querían darle el alta a alguien que tenia neumonía


Luego es trasladada a la Unidad 4. Refiere que en aquel momento su madre
habría estado bien atendida y que a él se le permitía el ingreso en los horarios de
comida. Manifiesta su conformidad con los profesionales y enfermeros que asistieron a su madre en ese sector.

Perfecto. Lo mismo dije en la nota dejada al Director el 26 de marzo.

Detalla que luego al trasladarla a la Unidad 1 comenzaron los inconvenientes, y
que, si bien se le continuaba permitiendo ingresar para ver a su madre, si él no estaba presente en los momentos de las comidas, a su madre no le daban de comer y la desatendían. Según sus palabras: “yo denuncié porque nadie se ocupaba de mi madre, los enfermeros y médicos no respondían a los pedidos de atención cuando la veía mal, tardaban horas en hacerse presentes (…) es verdad que me mandé una macana cuando le di medicación, pero era porque nadie venía y yo la veía nerviosa (…) tuve algo con los de seguridad, sacudí una puerta y puse la comida del día anterior que estaba en el cesto sobre la mesa de la habitación porque estaba intacta y me echaron del lugar (…) no soy un violento, no le pegué a nadie (…) “yo soy bastante peleador”.

Esto es un mamarracho. Están mezcladas cosas de distintos meses y unidades en la misma oración.

"tuve algo con los de seguridad" ¿que estan queriendo insinuar?

"tuve algo con los de seguridad, sacudí una puerta", eso fue el 24 de marzo al medio dia. Tuve que sacudir la puerta para que me llamen al de seguridad.

"y puse la comida del día anterior que estaba en el cesto sobre la mesa de la habitación porque estaba intacta y me echaron del lugar" y esto fue el 25 al mediodia, tal como se ve en el video del 25. 

Prosigue su relato verbalizando: “A veces la encontraba con muchas secreciones y no le podía dar de comer, entonces al pedir la asistencia de un médico para que aspire las mismas me mandaban a buscarlo a la guardia (…) la saqué a mi mamá de la habitación en su cama y la lleve por los pasillos del hospital, pero no llegué a la guardia porque la cama no pasaba por algunos lugares, ahí hice lio en el pasillo
porque gritaba delante de todos (…) después denuncié a PAMI porque demoraron el
traslado a un geriátrico (…) ahora también denuncié al Fiscal, se están ocultando
pruebas y hay un encubrimiento para no demostrar que mi madre murió de hambre y por Covid “. Agrega: “También denuncié a la compañera de habitación de mi mamá por el robo de una Biblia, tenía un valor afectivo”.

Esto tambien es otro mamarracho, si no saben como hacer una entrevista por WhatsApp que la filmen, hay cosas que no tienen sentido cronológico ni lógico.

Es gracioso, le contaba que estaban ocultando pruebas a alguien que al menos por su responsabilidad y las tareas encomendadas, estaba evitando denunciar delitos, o miraba para otro lado.

El entrevistado comunica que previo a la internación de su madre, había
gestionado un pedido de internación domiciliaria a la obra social PAMI, ante la
dificultad de asistirla, ya que su dependencia se acrecentaba, lo cual demandaba
constante asistencia por parte de éste. Que se la habían aprobado y estaba a la espera de la asignación de un cuidador. Ante dicho comentario verbaliza: “Una vez le
broma a una doctora de mi madre como podía hacer para deshacerme de ella sin ir
preso (…) cuando se decidió la internación creí que iba a estar mejor ahí, ustedes dirán que soy un mal hijo”.

En realidad eso era gracioso con la gente que me sugería que la interne en un geriátrico.

A su vez comenta que cuidó a su tío que vivía solo, a pedido de sus primos. Es
por esa razón que le “ceden el departamento tras su muerte”.

Esto es cualquiera pero no aporta nada a la causa de mi madre.

A este respecto dice que él no iba todos los días a visitarlo ya que también cuidaba de su madre y que su tío se cayó en el baño y fue hallado sin vida 5 días después del accidente cuando él fue a visitarlo. Esta situación habría generado genero algún conflicto con su prima.

Preguntado acerca de otras denuncias realizadas a lo largo de su vida más allá
de las referidas, comenta que denunció 2 hechos en Fiscalías y que “nadie hizo nada”.

En una ocasión denunció que desde la autopista le habrían arrojado una botella a su
vivienda sin que se haya registrado daño alguno, y en otra ocasión denunció a un
vecino cuyos perros habrían matado a un gato que estaba en la calle. En virtud de este hecho, explica que “nadie tomó muestras de la saliva en el cuerpo del gato y así
corroborar la coincidencia con el ADN obtenido con el ADN de los perros de su vecino”.

Este es el gatito que mató la perra del vecino. Y la dejo agonizando en mi vereda.

En cuanto al fallecimiento de su madre, refiere haberse enterado el día
posterior a su deceso, pero que no fue convocado para “reconocer el cuerpo y no sabe si la persona que está en el cementerio es su madre”. También afirma: “nadie pesó el cuerpo para saber si mi madre murió de hambre o si comió durante el último mes”.

En este sentido, si bien reconoce el deterioro de salud de su madre, expresa en
tono de reclamo, nuevamente el hecho de un ocultamiento de pruebas al no haberse
conservado el cuerpo de su madre, a fin de poder realizar la determinación de su peso.

Cabe mencionar que durante el transcurso de este relato se lo observa movilizar su
mano derecha sobre algo que estaría sobrevolando cerca de su cara, entonces dice:
“Justo hay una mosca por acá volando cuando estamos hablando de esto (muerte de la madre) Ustedes la vieron? (…) no, no importa.”

En 14:59 se la ve tratando de espantar una mosca, cuando lo vi no pude resistirme a no agregarlo acá.

2.c: Examen Psicosemiológico:

El evaluado accedió a la entrevista pautada en el horario acordado.

Dada la modalidad de la entrevista no se puede evaluar su estado de higiene y
vestimenta. Se pudo observar la falta de una pieza dentaria (2° incisivo derecho)

¿Era necesario? :P

Su actitud durante la misma fue de colaboración, con buena predisposición y
aceptando las pautas establecidas.

Con respecto al examen psíquico, al momento de la evaluación, el entrevistado se encuentra vigil, orientado en tiempo, espacio y persona. Su lenguaje no presenta alteraciones. Discurso de ritmo acelerado, contenido adecuado. Discreta verborragia.

Y claro, tengo que aprovechar a hablar todo lo que pueda, antes de que me corten.

Pensamiento de curso acelerado, contenido inadecuado. Capital ideativo
conservado

¿Todos los mamarrachos sin orden cronológico ni lógica puestos mas arriba son puestos a propósito como para justificar las cosas que ponen acá?

No se observa ni refiere alteraciones sensoperceptivas (alucinaciones,
ilusiones, etc.) No presenta ideación ni planeamiento suicida, ni ideas delirantes
francas al momento del presente examen. Se observa ideación paranoide,
megalómana, de perjuicio y reivindicativa sin llegar a conformar un núcleo delirante. Su nivel de actividad impresionaría encontrarse disminuido. Su atención y memoria se encuentran conservadas

Su nivel intelectual impresiona ser acorde a su nivel sociocultural y a la
instrucción recibida.

Al momento de la presente evaluación, el juicio se encuentra conservado.

2.d: Impresión Diagnóstica:

Trastorno paranoide de la personalidad.

Nota mental, no denunciar a fiscales corruptos.

2.e: Consideraciones:

Lo que sigue pueden googlearlo, me pregunto de donde lo habrán copiado.

Los trastornos de personalidad se definen, según el DSM52 como un patrón
persistente de experiencias internas y del comportamiento que se manifiesta en las
cognición, afectividad, funcionamiento interpersonal y control de los impulsos. Este
patrón se extiende a una amplia gama de situaciones personales y sociales, es estable
en el tiempo y se ha empezado a manifestar en la adolescencia o en el período de
adulto joven. Este patrón provoca malestar clínicamente significativo o deterioro en el funcionamiento del individuo.

Trastorno paranoide de la personalidad

La característica esencial del trastorno paranoide de la personalidad es un
patrón de desconfianza y suspicacia general hacia los otros, de forma que las
intenciones de éstos son interpretadas como maliciosas. Este patrón empieza al
principio de la edad adulta y aparece en diversos contextos.

Los individuos con este trastorno dan por hecho que los demás se van a
aprovechar de ellos, les van a hacer daño o les van a engañar, aunque no tengan
prueba alguna que apoye estas previsiones. Con pocas o ninguna prueba, tienen base
suficiente para sospechar que los demás están urdiendo algún complot en su contra y que pueden ser atacados en cualquier momento, de repente y sin ninguna razón.
Frecuentemente, sin que haya prueba objetiva de ello, sienten que han sido ofendidos profunda e irreversiblemente por otra persona o personas. Están preocupados por dudas no justificadas acerca de la lealtad o la fidelidad de sus amigos y socios, cuyos actos son escrutados minuciosamente en busca de pruebas de intenciones hostiles.

Cualquier desviación que perciban en la fidelidad o la lealtad sirve como prueba a sus suposiciones. Cuando algún amigo o socio se muestra leal con ellos, están tan
sorprendidos, que no pueden tener confianza o creer en él. Si se encuentran con
problemas, piensan que lo que van a hacer sus amigos o socios es atacarles o
ignorarles.

Son reacios a confiar o intimar con los demás, porque temen que la información
que compartan sea utilizada en su contra. Pueden negarse a contestar preguntas
personales diciendo que esa información «no es asunto de los demás». En las
observaciones o los hechos más inocentes vislumbran significados ocultos que son
degradantes o amenazantes. Por ejemplo, un sujeto con este trastorno puede
malinterpretar un error legítimo de un dependiente de una tienda como un intento
deliberado de no dar bien el cambio o puede ver una observación humorística de un
compañero de trabajo como si fuera un ataque en toda regla. Los halagos son
frecuentemente malinterpretados (por ejemplo: un elogio de algo que acaban de
comprar puede malinterpretarse como una crítica por ser egoísta; un halago por algún logro se malinterpreta como un intento de coartar una actuación mejor). Pueden ver una oferta de ayuda como una crítica en el sentido de que no lo están haciendo suficientemente bien ellos solos.

Los individuos con este trastorno suelen albergar rencores y son incapaces de
olvidar los insultos, injurias o desprecios de que creen haber sido objeto. El menor
desprecio provoca una gran hostilidad, que persiste durante mucho tiempo. Puesto
que siempre están pendientes de las malas intenciones de los demás, sienten a
menudo que su persona o su reputación han sido atacadas o que se les ha mostrado
desconsideración de alguna otra manera. Contraatacan con rapidez y reaccionan con
ira ante los ultrajes que perciben.

Los sujetos con trastorno paranoide de la personalidad son personas con las
que generalmente es difícil llevarse bien y suelen tener problemas en las relaciones
personales. Su suspicacia y hostilidad excesivas pueden expresarse mediante las
protestas directas, las quejas recurrentes o por un distanciamiento silencioso
claramente hostil. Puesto que están excesivamente atentos a las posibles amenazas,
pueden comportarse de una forma cautelosa, reservada o tortuosa y aparentan ser
«fríos» y no tener sentimientos de compasión. Aunque a veces parecen objetivos,
racionales y no emotivos, con mayor frecuencia muestran una gama afectiva lábil en la que predominan las expresiones de hostilidad, obstinación y sarcasmo. Su naturaleza combativa y suspicaz puede provocar en los demás una respuesta hostil, que, a su vez, sirve para confirmar al sujeto sus expectativas iniciales.

Como los individuos con trastorno paranoide de la personalidad no confían en
los demás, tienen una necesidad excesiva de ser autosuficientes y un fuerte sentido de autonomía. También necesitan contar con un alto grado de control sobre quienes les rodean. A menudo son rígidos, críticos con los demás e incapaces de colaborar, aunque tienen muchas dificultades para aceptar las críticas. Son capaces de culpar a los demás de sus propios errores. Debido a su rapidez para contraatacar en respuesta a las amenazas que perciben a su alrededor, pueden ser litigantes y frecuentemente se ven envueltos en pleitos legales. Los sujetos con este trastorno tratan de confirmar sus concepciones negativas preconcebidas respecto a la gente o las situaciones que les rodean atribuyendo malas intenciones a los demás que son proyecciones de sus propios miedos. Pueden mostrar fantasías de grandiosidad no realistas y escasamente disimuladas, suelen estar pendientes de los temas de poder y jerarquía y tienden a desarrollar estereotipos negativos de los otros, en especial de los grupos de población distintos del suyo propio. Se sienten atraídos por las formulaciones simplistas del mundo y frecuentemente recelan de las situaciones ambiguas. Pueden ser vistos como «fanáticos» y formar parte de grupos de «culto» fuertemente cohesionados, junto a otros que comparten su sistema de creencias paranoides.

El trastorno paranoide de la personalidad puede manifestarse por primera vez
en la infancia o la adolescencia a través de actitudes y comportamientos solitarias,
relaciones escasas con los compañeros, ansiedad social, bajo rendimiento escolar,
hipersensibilidad, pensamiento y lenguaje peculiares y fantasías idiosincrásicas. Estos niños pueden parecer «raros» o «excéntricos» y atraer las burlas de los otros.
En la población clínica se diagnostica con más frecuencia en varones y su
prevalencia es del 0,5-2,5% en la población general.

Yo no se de donde copiaron y pegaron todo esto, pero considerando que me preguntaron la edad, ¿era necesario poner la parte de niños?

VI. Anexos:

No se aportan.

VII. Conclusiones:

Se destaca que a los fines de dar cumplimento a los requerimientos de la
Fiscalía interviniente, se llevó a cabo una entrevista con el Sr. Nicolás Kosciuk a través de la modalidad de video llamada, quien se mostró colaborador y contestó las
preguntas realizadas.

Teniendo en cuenta lo expuesto, se infiere que se trataría de un trastorno
paranoide de la personalidad, que si bien al momento de la entrevista no presenta
signos de descompensación aguda, requiere continuar con el seguimiento psiquiátrico y psicoterapéutico. Este trastorno de personalidad condiciona su forma de relacionarse con el mundo exterior, en forma impulsiva, combativa, desafiante y suspicaz. (ver consideraciones)

Gracias por el consejo, pero no, y según mi siquiatra no soy paranoide :D, creería que en particular, este informe, fue a pedido del Fiscal simplemente por ser el único denunciado. 

Y este mismo informe, Rozas se lo pasaría a Riggi. El fiscal que tendría que ser investigado, mando a hacer una pericia siquiátrica del denunciante, para pasárselo al que lo investigaba. Cierra bastante bien.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *