Centros de Acceso a la Justicia

Mi experiencia con los CAJ.

Intentos telefónicos

El primer intento fue telefónico, la mujer que me atendio no tenia ganas de responder ninguna pregunta. Cuando le pregunte si era legal que el Fiscal archivase todo sin esperar a que el abogado leyese el expediente, me dijo que le pregunte a mi abogado. Anotaron mi teléfono y me tildaron de asesorado.

En el segundo llamado, y no voy a ser ironico, es el mas sincero que recibí, si ya lo archivaron 2 fiscales, no te van a seguir dando chances y menos para ir contra el Estado. Si te ensartaron 2 veces, a joderse.

Los posteriores llamados el numero ya paso a ser de Barrios Populares y ya me pedían que deje de llamar.

Paseos por los CAJs

Floresta

Me pasaron el WhatsApp de Hernán Tosca quien nunca me respondió un mensaje.

Barracas

Aquí si me atendieron personalmente, pase y hable, me recomendaron ir contra el Fiscal y es todo lo que puede hacer un CAJ, me dijeron que vaya al CELS, el CELS me boludeo un par de meses y cuando contacte al CAJs también se borraron.

Hospital de Derechos (Once)

Me dieron turno para el 9 de febrero de 2020, cuando fui estaba el cartelito de cerrado por positivo de COVID, se les olvido de avisar. Pedí por la reprogramación del turno pero aún hoy (11 de junio de 2021) sigo esperando.

10 de junio de 2020

Llame al CAJ de Campichuelo y me derivaron de nuevo al de Once, ahora con otro número de WhatsApp. Hable un poco y cerraron a las 14. Mis últimos mensajes no fueron leídos.

11 de junio de 2020

Pasaron las 14 y los mensajes siguen solo marcados como enviados.

Día de la expulsión

25 de marzo de 2020. Soy expulsado del Hospital Piñero tal como puede apreciarse:

Momento en que “me invitan a retirarme”

Voy temprano para intentar hablar con algún médico y comentarle que lo había pasado ayer. Reviso si el cargador del celular sigue en el enchufe, negativo [Video en YT], pienso: “por ahí los enfermeros no me lo afanaron, quizá lo tiraron a la basura por dañiños”.

Voy al baño, miro el tacho, está vacío. Solo hay bandejas de comida, saco las bandejas, y la comida fría está intacta. Caramba, evidentemente al enfermero que se había comprometido a darle de comer “se le olvidó”.

Dejo las bandejas en la mesita y aviso de que quería hablar con el médico. El horario de los informes era de 11 a 12, aunque ya me habían dicho que ni me molestara en ir temprano porque no había nada que informar (por estar esperando geriátrico).

Pasadas las 12, veo que el médico pasa y se va. Veo que va una reunión de médicos que se hacía en el pasillo frente a la Unidad 4 (sería una reunión organizativa pues lunes y martes había sido feriado). Voy a ver de que se trata. El Dr. Schinocca solo levanta la mirada del celular para decirme si me puedo ir, dije bien fuerte que NO! y todos me miraron, aproveché a lanzar mi discurso de campaña:

“Hola, quería avisar que de la Unidad 1 me mandan por cualquier pavada a buscar cosas en Guardia por las cosas que no quieren hacer los enfermeros. Si quieren que vuelva contagiado de COVID y contagie a toda la Unidad, lo van a lograr. Nada más.”

Media vuelta y me volví a la habitación. Pasa la Jefa de Enfermería y me dice que tire las bandejas, me niego. ¿Como iba a tirar la prueba de que no le dieron de comer? Después llaman a los de limpieza y desaparece todo. Previsoramente grabé este video. Se pueden apreciar bien ambas bandejas y el contenido dentro de las mismas, de ahí mis sospechas de “intactez” o “intactitud”, como diría Les Luthiers.

Luego pasa lo que se ve en el video inicial.

Meses más tarde, veo que en la historia clínica dos cosas raras. La primera:

No sé quien es Valenti, pero si afirma que “Se explica al familiar…” sucedió el 25/03, estaría faltando a la verdad puesto que no hable con ningún médico hasta el momento que me expulsan. Si hubiese hablado con algún médico antes hubiese tenido la charla de por qué tiran la comida a la basura mucho antes.

Y lo más llamativo de todo es la versión de Schinocca sobre lo que esta grabado:

Lo de querellante es pedir que le pongan suero, y que cuando se lo pongan revisen que no pierda.

Lo de retirar la comida es cierto, y tiene razón, la comida podría haber quedado en el tacho si uno pudiese lograr que el médico se interesase por la salud del paciente, pero yo no soy el Presidente.

Lo de “distribuyendola por la habitación sobre camas y demás”, tiene su explicación en el video, hacerme pasar por insano y que no pueda ingresar más. Siempre es malo tener un familiar que se preocupe y pueda terminar grabando como pueden adulterar historias clínicas. Debe tener una especialización en “hacer pasar por insano al familiar para que no nos joda”.

Veo aparecer al personal de seguridad antes que al médico, pero al de enfermería no.

En el “informe del investigador” (donde me investigaban a mí) diría que además había otra paciente internada. Parece que lo dijo él, pero lo pudo haber agregado el Fiscal.